Diseño

50 Consejos para Creativos

50 Consejos para Creativos 20/04/20161 Comentario

Diseñador gráfico especializado en web, amante de la cultura pop, las películas de terror y Netflix.

Trabajo en equipo

Cuando Jamie Wieck dio el salto de la escuela a la vida laboral en la industria creativa, se dio cuenta que no todo era como él pensaba y sus experiencias lo llevaron a realizar una lista de 50 consejos que todos los nuevos creativos que se adentran al mundo profesional, deben saber.

Aquí te traemos la traducción de la lista completa, hay puntos bastante interesantes y muy ciertos que todos, principiantes y veteranos en el ámbito creativo deberíamos saber.

1.- No eres el primero: Hay muy pocos “primeros” en estos días. Muchos otros han empezado estudios, hecho freelance y realizado pasantías. Se puede hacer.

2.- Siempre hay alguien mejor: No importa lo bueno que seas, siempre habrá alguien mejor. Sorprendentemente es una pérdida de tiempo preocuparse sobre esto.

3.- El éxito no es infinito: La universidad fomenta la mentalidad de que alguien debe fracasar para que tengas éxito. En realidad, el éxito de otros no limita el tuyo.

4.- No puedes anotar sin un objetivo: Si no sabes lo que quieres, ¿cómo lo alcanzarás? Tener una meta define un punto final y subsecuentemente, un lugar para empezar.

5.- Empezar algo requiere energía: Requiere más energía empezar algo que parar. Esto es algo cierto en la física, en tu carrera, y en la idea en la que necesitas trabajar.

6.- El camino al trabajo es más fácil de lo que piensas: Para entrar en la industria sólo necesitas tres cosas: buen trabajo, energía y una buena personalidad. Muchos olvidan el último atributo.

7.- Ten una auto imagen positiva: Tu auto percepción es tu valor más importante. Ve en ti mismo a la persona que quisieras otros vieran también.

8.- Crea un simple y limpio sitio web: Un portafolio en lía es el alfa y omega de tu carrera. Con un amplio recurso de servicios web, no hay excusa para no tener un sitio web.

9.- Cura tu trabajo: Nunca termines de editar tu portafolio. Tres piezas fuertes son mejor que 10 débiles – nadie busca cantidad, sólo calidad.

10.-  Escucha a tus instintos: Su tu trabajo no te emociona, entonces no emociona a nadie más. Es difícil fingir pasión por un trabajo mediocre – deséchalo.

11.-  Haz tu trabajo fácil de ver: Las personas son flojas. Si quieres que vean tu trabajo, hazlo fácil. La mayoría del tiempo los empleadores quieren ver un JPG o un PDF.

12.- Direcciones escritas a mano: Los clientes, posibles empleadores y clientes potenciales gravitan hacia las cartas con direcciones escritas a mano. El toque personal va más allá.

13.- El tiempo es precioso, ve al punto: Evita el humor o trucos cuando contactes un estudio para trabajar, ya lo han visto todo antes. Ve al grano, ellos te lo agradecerán.

14.- Nunca hagas una pasantía gratis: Esto no es necesariamente malo, pero un estudio que no le pague a sus internos (al menos el salario mínimo) no es un estudio en el que valga la pena trabajar.

15.- Haz todas las pasantías que puedas soportar: Las pasantías son un infierno económico, pero son vitales. Te dejan entrar en la industria y encontrar puestos que encajen mejor contigo.

16.- No desperdicies tu pasantía: El trabajo en un estudio se puede hundir y también su energía. Ignora esto y se indispensable, tu responsabilidad está en encontrar algo que hacer.

17.- Haz amistad con un impresor: Una buena relación con un impresor es invariable – ellos te ayudarán a ahorrar dinero y a cuidar el ambiente.

18.- Encuentra tu tienda local de descuentos: Las tiendas de descuentos son una gran fuente de artículos baratos que puedes usar para re-decorar y re-contextualizar.

19.-Se paciente: No es inusual completar varías pasantías y no encontrar algo. Intenta aplicar a un estudio que no hayas considerado.

20.- Haz preguntas: No asumas nada. Pregunta, incluso si piensas que sabes las respuestas. Te sorprenderá lo poco que sabes.

21.- Pide oportunidades: Te dará pena, pero pide las cosas. Pide ser incluido en exhibiciones, revistas, lanzamientos – si no preguntas, no serás incluido.

22.- Busca críticas, no alabanzas: No aprendes nada de que te digan lo bueno que eres. Incluso si piensas que tu trabajo es perfecto – busca críticas, siempre podrás ignorarlas.

23.- Haz amigos, no enemigos: La industria creativa es un mundo pequeño: es una red donde todo mundo conoce a alguien más. Recuerda esto antes de hacer enojar a alguien.


24.- Las noticias viajan rápido: Un buen practicante se dará cuenta que su reputación le precede. Los trabajos casi siempre son ofrecidos por recomendación de boca en boca.

25.- No te embriagues en eventos profesionales: Hay una diferencia entre estar “feliz” y “paralítico”. Éste último estado te cuesta tu dignidad, tu reputación y posiblemente tu trabajo.

26.- Haz contactos: Hay algo de cierto en el dicho “No es lo que conozcas, es a quien conozcas”. Habla con gente, envía e-mails; al menos inscríbete en Twitter.

27.- Víste bien, ten buen aspecto: ¿Tomas tu trabajo seriamente? Entonces toma tu apariencia seriamente. Los clientes prefieren trabajar con personas que se preocupan por su apariencia.

28.- Nunca trabajes gratis:  Trabajar gratis no sólo devalúa la profesión, te hace ver débil. Incluso un “buen” cliente se aprovechará de esto.

29.- Negocia: Si realmente tienes que trabajar gratis, negocia. Los clientes tienen acceso a muchos recursos que pueden ser vistos como “pago”.

30.- Lee contratos: Nunca firmes un contrato antes de leerlo. Subsecuentemente, no empieces un trabajo sin un contrato – puede que tengas que escribir uno tu mismo.

31.- Haz que tus facturas destaquen: Las empresas se inundan de facturas. Haz que la tuya destaque en color o forma y es más probable que estés primero en la fila de pagar.

32.- No existe un mal trabajo: Siempre da todo de ti. Lógicamente, no hay forma de no estar satisfecho al haber dado lo mejor de ti.

33.- No existe el mal cliente: La responsabilidad de que una relación laboral funcione está en ti. Si no está funcionando, hazles el favor de despedirlos.

34.- Acepta las limitaciones: Las limitaciones son invariables para que tu trabajo creativo funcione: te dan algo para superar. El resultado de la tensión será algo brillante.

35.- El medio ambiente no es una limitante: El impacto ambiental de tu trabajo no es algo de moda –como creativo, es de tus consideraciones más importantes.

36.- Problemas aburridos, soluciones aburridas: Siempre interroga tu brief: redefine tu pregunta. Dos briefs nunca serán iguales; un problema único requiere una solución única.

37.- Las nuevas ideas siempre son estúpidas: Las nuevas ideas se conciben sin contexto ni medidas de éxito – esto las hace tontas, incómodas e incluso imposibles.

38.- No subestimes el trabajo por iniciativa propia: Los clientes te contactan por el trabajo que haz hecho por iniciativa propia. Irónicamente, las empresas se interesan por ideas que aún no han sido realizadas.

39.- Justifica tus decisiones: Los clientes no le gustan las decisiones arbitrarias – quieren resolver problemas. Ten una razón por todo, incluso si fue post-racionalizada.

40.- Muestra bocetos, no ideas terminadas:  Los clientes frecuentemente confunden una muestra digital con el diseño final. Muestra todos los bocetos que puedas, los hace sentir involucrados.

41.- Trabaja con el cliente,no en contra de él: Puedes pensar que tienes la razón, pero también observa la solución del cliente junto con la tuya. Puede que te sorprendas.

42.- No siempre tomes un no por respuesta:  Pelea por mejores soluciones. Demuestra tus ideas al cliente, explícalas. Es difícil debatir con la lógica.

43.- Escoge tus batallas: La industria creativa frecuentemente exasperante, pero no cada pelea es necesaria. Esto toma tiempo de aprender.

44.- Si vas a fracasar, hazlo bien: Ser ambicioso significa que tengas que tomar cosas que no puedes hacer. Los fracasos son desafortunados, pero a veces necesarios.

45.- Se un autor: No importa con quien trabajos, habla si algo no está bien. Se tu mismo el medidor de calidad.

46.- Toma responsabilidad por tus fallas: Si un trabajo sale mal, se responsable. Se siente contraproducente, pero la responsabilidad significa que puedes hacer algo.

47.- Comparte tus ideas: No ganas nada al no compartir tus ideas; tal vez las sientes preciosas, pero mientras más compartas, más nuevas ideas tendrás.

48.- Sal del estudio: El buen diseño está hecho de entender la relación entre las cosas. Estas conexiones no pueden ser encontradas encerrado en un estudio.

49.- Los premios son buenos, pero no vitales: Los premios lucen bien en una repisa, pero los clientes rara vez te hablan debido a alguno de ellos. El trabajo sólido es lo que te conseguirá clientes.

50.- No te tomes muy seriamente: Toma tu trabajo seriamente, pero no te tomes a ti muy seriamente. Los que lo hacen, son objeto de burla.

Fuente: 50.org

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *