Destacados Diseño

10 Principios del Diseño de Dieter Rams

10 Principios del Diseño de Dieter Rams 11/05/20161 Comment

Diseñador gráfico especializado en web, amante de la cultura pop, las películas de terror y Netflix.

10 Principios del Diseño de Dieter Rams

Dieter Rams es uno de los diseñadores de producto más influyentes del siglo veinte y ha sido el responsable de diseñar muchos de los objetos de nuestra vida cotidiana desde extractores de jugo, relojes, radios y muchos objetos más. Pero no sólo es reconocido por su labor como diseñador, sino también por su perspectiva sobre el proceso de diseño contemporáneo; la cual ha resumido perfectamente en sus 10 principios del diseño.

¿Qué es lo que hace a un diseño bueno? Esa es la pregunta en la mente de muchos diseñadores y una pregunta muy difícil de contestar. Muchas veces nos enfocamos en sólo algún aspecto de algún diseño, ya sea la estética o la funcionalidad, y nos olvidamos completamente de todo lo demás. Los principios del diseño de Dieter Rams, nos invitan a realizar un diseño mucho más eficiente, completo, honesto y duradero; que busque solucionar problemas y aportar a la vida de los usuarios para dejar de ser únicamente decorativo.

10 Principios del Diseño de Dieter Rams

10 principios del diseño de Dieter Rams

Un buen diseño es:

Innovador: Las posibilidades para la innovación no se han, de ninguna manera, acabado. El desarrollo tecnológico siempre ofrece nuevas oportunidades para un diseño innovador. Un diseño innovador siempre se desarrolla en conjunto con tecnología innovadora, y nunca puede haber un fin.

Útil: Un producto se compra para ser usado. Tiene que satisfacer ciertos criterios, no sólo funcionales pero también psicológicos y estéticos. El buen diseño enfatiza la usabilidad de un producto mientras ignora todo aquello que pueda privarlo de ella.




Estético: La calidad estética de un producto es integral para su usabilidad, ya que los productos son usados diariamente y tienen un efecto en las personas y su bienestar. Sólo los objetos bien ejecutados pueden ser hermosos.

Entendible: Clarifica la estructura del producto. Mejor aún, puede hacer que un producto exprese claramente su función al hacer uso de la intuición del usuario. En el mejor de los casos, es autoexplicativo.

Discreto: Los productos cumpliendo un propósito son como herramientas. No son ni objetos decorativos ni obras de arte. Su diseño debe ser entonces neutro y contenido, para dejar espacio para la auto expresión del usuario.

Honesto: No hace a un producto más innovador, poderoso o valioso de lo que realmente es. No intenta manipular al consumidor con promesas que no pueden ser cumplidas.

Duradero: Evita estar a la moda y por lo tanto nunca parece anticuado. A diferencia del diseño a la moda, un buen diseño puede durar muchos años – incluso en la sociedad actual de usar y tirar.

Minucioso, hasta el último detalle: Nada debe ser arbitrario o dejado al azar. Cuidado y exactitud en el proceso de diseño muestra respeto al consumidor.

Amigable con el medio ambiente: El diseño hace una importante contribución a la preservación del medio ambiente. Conserva los recursos y minimiza la contaminación física y visual a través del ciclo de vida del producto.

El menor diseño posible: Menos, es mejor – ya que se concentra en los aspectos esenciales, y los productos no están cargados de no esenciales. De regreso a la pureza, de regreso a la simplicidad.


One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *